El Mundo

Cierra Milei instituto contra la discriminación y xenofobia en Argentina


En el marco de su plan para reducir el Estado al mínimo, el presidente argentino Javier Milei cerrará de forma definitiva el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo y otros públicos que su entender “no sirven para nada”.

Así lo anunció este jueves el portavoz presidencial Manuel Adorni, quien afirmó a periodistas que el Instituto y otros organismos bajo la esfera del Estado “son grandes cajas de la política", donde “se pagan favores políticos” y "lugares para generar empleo militante”.

"Empezamos a avanzar con el primero de ellos. El primero va a ser el Inadi (Instituto Nacional contra la Discriminación). Tiene alrededor de 400 empleados, oficinas a lo largo y ancho del país. Estos institutos además suelen estar conducidos por funcionarios de dudosa idoneidad”, remarcó el funcionario.

El Inadi se define como un organismo que trabaja “para combatir toda forma de discriminación, xenofobia y racismo, impulsando políticas públicas federales y transversales en articulación con la sociedad civil para lograr una sociedad diversa e igualitaria".

La decisión oficial generó el repudio de opositores. El presidente del bloque peronista de Unión por la Patria en la Cámara de Diputados, Germán Martínez, afirmó en su cuenta de X —antes Twitter— que el gobierno de Milei “va camino a ser el más discriminador, xenófobo y racista de la historia democrática” al cerrar un instituto creado por ley en 1995.

Adorni dijo que a partir de este mismo jueves comienza el proceso administrativo para desmantelar el organismo, lo que llevará su tiempo.

“Por desgracia los tiempos no son tan veloces como uno quisiera, pero no vamos a seguir financiando ni rosca política, ni lugares donde haya cientos o decenas de puestos jerárquicos que no suman absolutamente nada a un país absolutamente empobrecido”, afirmó Adorni.

Durante la campaña para la presidencia Milei, un economista ortodoxo con un perfil de ultraderecha que asumió el poder el 10 de diciembre, ya había dicho que procedería a cerrar el Inadi, al que consideró “inútil".

El entonces candidato de La Libertad Avanza señaló que ese organismo se había convertido en manos del gobierno del peronista Alberto Fernández (2019-2023) en un “instrumento de persecución ideológica” abocado a “controlar la cultura y que quiere regular hasta la forma en que tenemos que hablar”.

Adorni remarcó que “hay un sinfín de institutos que el presidente está decidido a cerrar” porque su consigna es que el Estado debe achicarse. “La reducción del gasto público es nuestra batalla central”, aseveró el funcionario.

Recientemente el gobierno llevó adelante un recorte en la estructura gerencial del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados vinculados con el peronismo opositor.

Desde que asumió el poder ha procedido a despedir a miles de funcionarios en distintas reparticiones estatales y llevar a cabo una fuerte reducción en partidas presupuestarias para alcanzar el “déficit fiscal cero”.

En 2021 Milei fue denunciado ante el Inadi por un militante izquierdista por “denigrar públicamente a las personas con discapacidad” luego de que el entonces precandidato presidencial afirmó que podría “aplastar aún en silla de ruedas” al entonces alcalde de Buenos Aires, al que calificó de "gusano asqueroso".