Espectáculos


Todo parece indicar que Taylor Swift sí estará en el Super Bowl LVIII, a celebrarse en el Allegiant Stadium de Las Vegas, para ver a su novio Travis Kelce, pues fue captada en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, regresando de Tokio.

Su avión, apodado "La Era del Fútbol", atrajo la atención de más de 32,000 personas mientras descendía en Los Angeles luego de un vuelo de ocho horas.

Tras bajar de la aeronave, Swift se resguardó detrás de una cortina mientras una flota de SUVs esperaba para llevarla lejos del bullicio de fanáticos y medios. La cantante, de 34 años, parecía protegerse del revuelo mientras una flota de vehículos policiales aguardaba afuera para acompañar su caravana.