El Mundo

Muere expresidente de Guatemala

El expresidente se encontraba en prisión domiciliaria tras ser acusado por varias causas de corrupción durante su mandato.


Encarcelado por corrupción y sancionado por parte de Estados Unidos en 2021, el expresidente de Guatemala, Álvaro Colom, murió este lunes a los 71 años, de acuerdo a miembros de su gabinete y gente allegada a su círculo personal

El exmandatario, que gobernó de 2008 a 2012, padecía un cáncer de laringe y enfisema pulmonar, que se complicó durante el tiempo que estuvo detenido, aunque la causa de muerte no ha sido formalmente esclarecida.

Durante su gestión, apoyó la lucha contra la corrupción de una comisión de Naciones Unidas que más tarde lo investigó y lo llevó a prisión. Respaldó el trabajo de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), un organismo de la ONU que combatió desde 2007 al 2019 las estructuras del crimen y los aparatos clandestinos de seguridad incrustados en el estado.

Sin embargo, terminó en 2018, junto a otras nueve personas, la mayoría de los miembros de su gabinete, por un presunto caso de corrupción vinculado a la compra de una flota de autobuses para implantar un servicio de transportes en la Ciudad de Guatemala de por al menos 34.5 millones de dólares, denominado como el caso Transurbano.

El expresidente negó los cargos. El casó aún está en apelaciones y no ha sido juzgado debido a los recursos legales interpuestos. Salió de prisión tras pagar una fianza de 200 mil dólares y estuvo bajo arresto domiciliario.

El Departamento de Estado estadunidense lo colocó en la lista de promotores de la corrupción en 2021, señalándolo porr su presunta implicación en corrupción significativa por el fraude y malversación del caso Transurbano y, como consecuencia, le fue revocada la visa al país.