El País

Morelos es un estado fallido en atención a violencia vs mujeres: CIDHM


El titular de la Fiscalía General de Estado (FGE), Uriel Carmona Gándara, revictimiza a las mujeres asesinadas y a sus familias, y al mismo tiempo en lugar de enviar un mensaje de cero tolerancia contra los feminicidios, comete “un acto de violencia institucional”, así lo consideraron Juliana García y Paloma Estrada de la Comisión Independiente de Derechos Humanos (CIDHM) en el marco del 25 de noviembre Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la mujeres.

Durante la presentación de la segunda parte de un informe sobre el tema —a siete años de la implementación de la alerta de Violencia de Género en esta entidad—, la organización no gubernamental contabilizó de enero a octubre de este año 90 feminicidios en Morelos; sin embargo, la institución fiscalizadora sólo reconoce 30.

Por ello, exhortaron a la FGE a respetar el protocolo de investigación de feminicidio en el estado, ya que ésta “establece claramente que toda muerte violenta de mujeres debe ser investigada como feminicidio en primera instancia, pero no ocurre así al minimizar el número de casos, o al señalar de inicio que se debe a causas relacionadas con la delincuencia organizada, lo que, en lugar de ser un atenuante, debería ser considerado un agravante, dado el grado de saña con la que se actúa contra el cuerpo de las mujeres que regularmente son exhibidos y abandonados en lugares públicos, lo que incrementa el escarnio y el dolor que se ocasiona a sus familiares y al conjunto de la sociedad.

“Los casos que mediáticamente han sido presentados por la Fiscalía y que han generado controversias políticas, en lugar de dar la certeza jurídica y el derecho a la verdad, únicamente se transforman en acciones que revictimizan a quienes ya perdieron la vida de manera artera y en nada contribuyen a eliminar la impunidad con que siguen actuando los victimarios”, aseguraron las activistas.