El Mundo

Lanza Joe Biden advertencia a Vladimir Putin


El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó ayer que su gobierno y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) “no se dejarán intimidar” por el mandatario de Rusia, Vladimir Putin, y advirtió que la Alianza Atlántica defenderá “cada centímetro” de su territorio, en medio del anuncio de nuevas sanciones de Washington en contra de Moscú.

“Estados Unidos está completamente preparado, con nuestros aliados de la OTAN, para defender cada centímetro del territorio de la alianza. Señor Putin, no malinterprete lo que estoy diciendo: cada centímetro”, recalcó Biden.

El titular de la Casa Blanca habló poco después de que Putin declarara que Rusia anexionó cuatro territorios de Ucrania en una ceremonia en Moscú. Unas “amenazas imprudentes”, según Biden, quien considera que el titular del Kremlin trata de mostrar fuerza cuando en realidad “está teniendo problemas”.

Biden mencionó que el Congreso aprobó ayer en votación 12 mil 300 millones de dólares más de ayuda militar para Ucrania. Horas antes, aseguró en un comunicado que Washington continuará con el apoyo a Kiev mediante el fortalecimiento de sus posiciones militares y diplomáticas y calificó de “fraudulento intento de anexión” la declarada adhesión a Rusia de cuatro territorios ucranios.

“Estados Unidos y sus aliados no se dejarán intimidar(…) Putin “no nos va a asustar”, indicó.
El asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, aseguró que las fuerzas estadunidenses en Europa están listas para “cualquier contingencia”.
Durante la jornada, el Departamento de Comercio estadunidense anunció sanciones para más de mil personas y firmas vinculadas con la invasión rusa a Ucrania, entre ellas a la gobernadora del banco central ruso, Elvira Nabiúllina, y familiares de miembros de su Consejo de Seguridad.

El ex secretario de Estado estadunidense, Henry Kissinger, comentó que no creía que fuera una sabia decisión de política exterior intentar incluir a Ucrania de la OTAN tras la caída de la Unión Soviética, advirtió que se podrían acelerar las tensiones hacia un conflicto nuclear y afirmó que el uso de armas atómicas cambiaría para siempre el orden mundial.