El País

Insta Salazar a discutir energía, clima, seguridad y migración


Estados Unidos y México tienen inquietudes en materia energética, cambio climático, de seguridad y migración, que si no se ponen en la mesa, no se van a resolver, señaló el embajador estadunidense en el país, Kenneth Salazar.

“Sí hay inquietudes y se tienen que poner esas inquietudes en la mesa, porque si no se ponen la mesa, no se van resolver”, dijo el diplomático al referirse sobre la reunión que sostendrán el 12 de julio el presidente Andrés Manuel López Obrador con el mandatario estadunidense Joe Biden en Washington DC.

Al participar en un foro de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), indicó que el encuentro entre ambos líderes “es de muchísima importancia”.

Mencionó que ambas naciones tienen un marco económico durable que es el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), pero aún falta trabajar en otras materias como energía y medio ambiente.

“El marco durable que se tiene que determinar, no es solamente un marco Estados Unidos y México, es un marco mundial, porque sabemos que si China o India siguen haciendo lo que hacen ahora con algunas de las fuentes de su energía, no vamos a tener éxito”, dijo.

Consideró que ambos países pueden ser líderes en energías renovables, pues tienen oportunidades como es el caso de México con los desiertos de Chihuahua y Sonora o los vientos en el sureste.

“En lo que estamos nosotros tratando de avanzar, en crear un marco durable sobre la energía renovable, un marco durable en la energía renovable y el cambio climático”, apuntó.

Consideró que ambas naciones también tienen que hacer mucho en materia de seguridad, “porque nos afecta a todos, incluso a ustedes las empresas, pero también a Estados Unidos nos está afectando mucho lo qué pasa con el fentanilo, lo que pasa con las armas, lo qué pasa con el traficante de personas, eso se tiene que resolver y poner en un marco más durable”, dijo.

El diplomático resaltó que también se requiere una estrategia en materia migratoria, pues recordó que el flujo de migrantes actual no se había visto antes. “México y Estados Unidos lo tienen que resolverte juntos”, puntualizó.