Enrédate

Devuelve joven bolsa perdida y lo recompensan con 276 mil pesos


Adrián Rodríguez, un joven de 17 años de Chula Vista, en California, devolvió una bolsa íntegra a su propietaria, esto después que la hallara en un carrito de compras de un supermercado.

La usuaria Melina Marquez compartió que un joven fue a la dirección que encontró de una tal Elyana Martin, amiga de Marquez, quien perdió su bolso tras hacer sus compras.

Sin embargo, fue su tía la que les abrió y, confundida, recibió la bolsa sin hacer más por él por lo que decidió difundir el video captado por su timbre inteligente Ring, con el objetivo de poder encontrar al joven que, sin pensar en quedarse con los objetos de valor, devolvió el bolso.

“Creemos que se merecía una gran compensación y como mucha gente quería ayudar por sus buenas acciones aquí estamos…por favor comparte para que podamos dejar su historia sea contada”, señaló.

“Fue criado por padres maravillosos y esto necesita ser dicho. Me da esperanza para nuestra próxima generación y nunca juzgues un libro por su portada”, describe la usuaria.

“Era lo correcto. Si a mi se me perdiera algo me gustaría que alguien me lo regresara”, dijo Rodríguez, quién se graduó de Otay Ranch High School hace un mes.

La dirección lo llevó a la casa de Melina Márquez en Chula Vista, pero la bolsa pertenecía a su antigua roommate, Eliana Martin, quién no había actualizado el cambio de domicilio. Ninguna de ellas se encontraba en el lugar, pero un familiar de Márquez recibió la bolsa luego de que el joven tocara el timbre.

“El tuvo más de una opción. Se pudo haber quedado con ella. La pudo haber dejado en el Ralphs porque era un carrito de ese mercado, pero aún con la gasolina tan cara prefirió traerla hasta aquí”, dijo Márquez. “Queríamos buscarlo para poder darle algo de dinero”.

Con imágenes del joven entregando la bolsa, Márquez y Martin acudieron a las redes sociales para pedir la ayuda de la comunidad para identificarlo.

Eventualmente, un amigo de Rodríguez vio la publicación y los conectó. Para su sorpresa, “muchas personas me empezaron a decir ‘cuando lo encuentres déjame saber para mandarte dinero y que se lo puedas entregar’”, dijo Márquez. “No me sentía cómoda recibiendo dinero de la gente, así que abrí una cuenta de GoFundMe”.