El País

Se suman Arquidiócesis de Durango "grito de justicia"; tras el asesinato de sacerdotes

El arzobispo Faustino Armendáriz pidió seguir orando y luchando por la paz, la justicia y la reconciliación


Luego del asesinato, el pasado lunes, de dos sacerdotes Jesuitas en Chihuahua, la Arquidiócesis de Durango lamentó el hecho violento.

A través de un comunicado emitido por la Provincia Eclesiástica del Estado, destacó: “Condenamos esta tragedia y toda la violencia que estamos viviendo en el país y nos sumamos al grito que exige justicia y paz”.


Faustino Armendáriz pidió seguir orando y luchando por la paz, la justicia y la reconciliación.

Además de retuitear el mensaje del Papa Francisco sobre los lamentables acontecimientos.