El País

Piden médicos parlamento abierto para tratar objeción de conciencia

Dieron a conocer sus inquietudes sobre lo que se pretende legislar en la materia, médicos y enfermeras de muchas partes del país consideran que lo aprobado por la Corte ´fue desproporcionado´


La Federación Mexicana de Objetores de Conciencia (FEMOC) demandó al Congreso de la Unión llevar a cabo un ejercicio de parlamento abierto antes de limitar el derecho humano de los profesionales de la salud a la libertad de pensamiento y toma de decisiones en favor de los pacientes.

Derivado de la sentencia emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en septiembre pasado en la que "se exhortó" a los legisladores federales a encontrar un equilibrio entre la objeción de conciencia de médicos y enfermeras con el derecho a interrumpir un embarazo y al desarrollo de la libre personalidad, integrantes del sector salud manifestaron este domingo su preocupación de que, desde el senado de la república se les quiera "imponer" una legislación que reduzca sus facultades a la hora de decidir sobre un caso médico o sufrir driscrminación por su forma de pensar.

Queremos pedir que el personal médico y de enfermería tenga frente al senado la oportunidad de un parlamento abierto sobre objeción de conciencia. Médicos, enfermeras y todo el personal de salud exigimos ser escuchados antes de que se legisle. La Federación Mexicana de Objeción de Conciencia (FEMOC) pide que se garantice la libertad de conciencia y los derechos del personal médico" expuso Martha Tarasco Michel, médica especialista en bioética y coordinadora del Instituto de Humanismo en Ciencias de la Salud al dar lectura a la postura de la asociación.

De acuerdo con los integrantes de la FEMOC que este domingo ofrecieron una videoconferencia para dar a conocer sus inquietudes sobre lo que se pretende legislar en la materia, médicos y enfermeras de muchas partes del país consideran que lo aprobado por la Corte el 21 de septiembre de este año "fue desproporcionado" porque afecta su autonomía y protege más los derechos del paciente que los del médico.

Además, hicieron notar que la objeción de conciencia no sólo puede presentarse en caso de interrumpir un embarazo o cambio se sexo, sino también cuando se trata de eutanasia o suministrar o no un medicamento a un paciente.

Los médicos de la FEMOC insistieron en que quieren y tienen que ser escuchados por los senadores de la república al ser ellos los que a la hora de salvar la vida de una persona deben tomar múltiples decisiones y "una ley o el estado no puede regular su actuar" científico en beneficio de los pacientes y tampoco obligarlos a hacer algo a sus creencias o ética.

Hemos decidido sumar esfuerzos para crear un frente común al que llamamos Federación Mexicana de Objetores de Conciencia (FEMOC) e invitamos a todas las federaciones, colegios y asociaciones de médicos y enfermeras, a las facultades y escuelas de medicina de nuestro país y a los prestadores de la salud que quieren defender su derechos a la objeción de conciencia, los invitamos a participar activamente y desinteresadamente" expresó por su parte la licenciada Graciela Ramírez Luna, integrante de la FEMOC.

Agregó que el senado está obligado a respetar el derecho de conciencia del personal de salud por la simple razón de que "somos responsables de la prestación de los servicios de salud y los destinatarios directos de la regulación que se haga de la objeción de conciencia" apuntó Ramírez Luna.