Espectáculos

Saldrá a la luz el disco fantasma de David Bowie


Como tantos otros cantantes de su generación, el británico David Bowie también tuvo sus peleas con las discográficas. "Toy", un álbum de 2001 sepultado tras una pugna con Virgin, vuelve a reaparecer este viernes en su formato original.

Una versión pirata de "Toy", de pésima calidad, circula en internet desde 2011. Y algunos de sus cortes ya fueron utilizados por Bowie en "Heathen" (2002), o para caras B de singles, o en alguna recopilación.

"Los fans ya conocen dos tercios del álbum", explicó a la AFP Jérôme Soligny, especialista francés del cantante, autor de "David Bowie Rainbowman".

"Toy" surge como proyecto a partir de las versiones de "Can´t help thinking about me" (canción de 1966) que Bowie interpretó con su grupo a finales de los años 1990.

Con ese grupo, entre los que destacan Mark Plati, Sterling Campbell o Earl Slick, Bowie había llegado a una de sus cimas artísticas, con un concierto en el festival de Glastonbury (Inglaterra) en 2000 que quedó grabado en las memorias.

El disco supone también un momento importante en la carrera de Bowie ya que durante su grabación en Nueva York el cantante se reconcilia con su productor de toda la vida, Tony Visconti.