El País

Equilibrio fiscal del gobierno de México, hasta 2023 proyecta el FMI

A partir del 2023 iniciará una recuperación del superávit fiscal de 0.2 por ciento en 2023 a 0.6 por ciento en 2024 y continuará fortaleciéndose en los siguientes años, según proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).


A las finanzas públicas de México les tomará un par de años más alcanzar el equilibrio fiscal, este 2021 y el 2022 se espera un déficit de 0.6 y 0.1 por ciento, respectivamente desde el 0.5 por ciento en números rojos del 2020. Sin embargo, a partir del 2023 iniciará una recuperación del superávit fiscal de 0.2 por ciento en 2023 a 0.6 por ciento en 2024 y continuará fortaleciéndose en los siguientes años, según proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Las proyecciones fiscales para el periodo del 2021 al 22 se basan en las estimaciones de la propuesta de presupuesto de 2022. Las proyecciones para el 2023 en adelante asumen el cumplimiento continuo de las reglas establecidas en la Ley de Responsabilidad Fiscal”, explica el organismo.

Con las proyecciones para cada año que el FMI hizo en su informe Monitor Fiscal, el balance de los seis años de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador que terminan en 2024, arroja un superávit de 1.0 por ciento, una vez que en 2019 se logró un superávit de 1.4 por ciento que ha ayudado a absorber los déficits de los siguientes años de 0.5 en 2020 y de 0.6 por ciento estimado para el 2021.

Los ingresos del gobierno tenderán a disminuir como proporción del PIB, desde el 24.5 por ciento que representaron en 2020, a 24.0 y 23.2 por ciento en 2021 y 2022, respectivamente; sin embargo, también los gastos van en esa tendencia. Según lo proyectado por el organismo, en 2020 las erogaciones fueron del 29 por ciento del PIB, en 2021 serán el 28.3 por ciento y en 2022 y 2023 disminuirán a 26.8 y 25.9 por ciento, en ese orden

La deuda bruta del gobierno de México se ubicará este 2021 en 59.8 por ciento como proporción del PIB, comparado con el 61 por ciento del año anterior, pero para los siguientes años irá en ascenso hasta el 60.9 por ciento del PIB en 2024. Lo mismo ocurre con la deuda neta, de 52.4 por ciento del PIB en 2020, bajará a 51.1 por ciento en 2021 y luego irá en aumento hasta 52.2 por ciento en 2024.