El País

México financia programas sociales de Honduras y El Salvador


El gobierno de Andrés Manuel López Obrador dona 885 millones de pesos (41 millones de dólares) del Fondo México para que Honduras y El Salvador pongan en marcha los programas sociales Jóvenes Construyendo el Futuro y Sembrando Vida.

Las donaciones para los programas sociales de Honduras y El Salvador fueron aprobadas el 20 de septiembre de 2019 por el Comité Técnico del Fondo México, que es presidido, operado y administrado por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de Marcelo Ebrard Casaubon.

Nelson Eduardo Fuentes Menjívar, ministro de Hacienda de El Salvador y Rocío Izabel Tabora Morales, secretaria de Estado en el Despacho de Finanzas de Honduras, suscribieron en noviembre de 2019 los acuerdos para recibir el dinero, que usan para pagar las becas de los Jóvenes Construyendo el Futuro y los salarios del programa Sembrando Vida, según las copias de los convenios en poder de Forbes Latam.

Claudia Guadalupe Barrientos Martínez y Mauricio Cárdenas Vargas, delegados del Fondo México, Laura Elena Carrillo Cubillas, directora Ejecutiva de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional (Amexcid), así como Armando Martínez Palacio, director de general Adjunto de Banca Social y Claudia Paola Domínguez, directora de Canales Masivos del Banco del Bienestar, fueron los encargados de dar los recursos públicos para los países del Triángulo Norte de Centroamérica.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República, sentó desde el primer día de su gobierno las bases de entendimiento para construir un Plan de Desarrollo Integral, que impulsará el desarrollo y las oportunidades del Triángulo Norte de Centroamérica.

El plan del ex jefe de la Ciudad de México es trabajar con El Salvador, Guatemala y Honduras en la prevención de los flujos migratorios, así como atacar las causas estructurales que provocan el sueño americano entre sus habitantes.

La política de trabajo del Fondo México, (conocido como el El Fondo Infraestructura para Países de Mesoamérica y el Caribe), es donar y financiar proyectos de energía, transporte, telecomunicaciones, facilitación comercial, seguridad alimentaria, medio ambiente, vivienda y salud.

El Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) administra el dinero del Fondo México por un mandato de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), así como transfiere los recursos a la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID) para que los reparta en países de Centroamérica y El Caribe.

“El Fondo (México) está previsto para acciones en Centroamérica; entonces no va a desatender absolutamente nada, esos dos mil millones son para eso. Lo único que vamos a hacer es hacer uso de esos recursos”, dijo Marcelo Ebrarda Casaubon, secretario de Relaciones Exteriores (SRE), dependencia encargada del AMEXCID.

Uno de los donativos autorizados a l gobierno de Honduras es por 381 millones 920 mil pesos (o 20 millones de dólares) para detonar Sembrando Vida, un proyecto que busca la conservación del medio ambiente plantando árboles maderables y frutales.

Al gobierno de Honduras también le autorizaron una parte de 210 millones 056 mil pesos (o 11 millones de dólares) para el pago de becas de Jóvenes Construyendo el Futuro en Honduras, un programa social que da empleo por algunos meses a los jóvenes interesados en trabajar en las empresas formales.

El gobierno de México entregó 293 millones 685 mil pesos (o 15 millones 500 mil dólares) para que echen andar el programa Jóvenes Construyendo el Futuro en el Salvador.

Desde 2012 y hasta junio de 2018, la AMEXCID ha entregado 134.8 millones de dólares en financiamiento a países de Centroamérica y El Caribe.

De esa bolsa salió dinero para un programa de Prevención de la Migración no acompañada de Niñas, Niños y Adolescentes (NNA) en Comunidades de Origen del Triángulo Norte de Centroamérica.

“Esto ha permitido conjuntar esfuerzos en temas prioritarios como la migración no acompañada de menores en el Triángulo Norte de Centroamérica, el fortalecimiento de capacidades de la comunidad académica centroamericana en materia de Gestión Integral del Riesgo de Desastres (GIRD) y Adaptación al Cambio Climático (ACC), y el desarrollo regional de capacidades en sectores específicos de energía, facilitación del comercio y gestión fronteriza”, asegura la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

“Por primera vez, de la mano de varios socios internacionales, la Secretaría de Relaciones Exteriores a través de la AMEXCID buscó establecer un espacio de cooperación que contribuya a atender las causas de la migración o su mitigación”, agrega el organismo dependiente de la Cancillería.

También, los préstamos y donaciones otorgadas durante el gobierno de Enrique Peña Nieto sirvieron para construir carreteras, puentes binacionales, centros deportivos y una planta de procesamiento de carne en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Belice, Cuba, Haití, Jamaica y República Dominicana.