El País

Clausuran empresa que maneja residuos peligrosos en Nuevo León


En atención a una denuncia de la Secretaría de Desarrollo Sustentable del Gobierno de Nuevo León, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), realizó la suspensión de actividades de una empresa que daba el servicio de manejo de residuos peligrosos en el municipio de Pesquería.

En la visita de inspección se constató que la compañía no contaba con la actualización de su registro como generador de residuos peligrosos y no maneja adecuadamente los desechos que recibía como equipos de protección personal impregnados con grasas, lodos provenientes del proceso de destilación, contenedores metálicos con aceite, gasolina, diésel y pinturas, así como estopas con aceite y grasa.

Los residuos peligros encontrados por los inspectores de la Profepa no estaban etiquetados para su almacenamiento temporal adecuado, por lo que se desconocía la cantidad, el tipo de material y el tiempo en el que se encontraban en las instalaciones.

Las áreas de almacenamiento no cumplían con las condiciones establecidas en la normatividad, contraviniendo lo estipulado en el Reglamento de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos (LGPGIR).

Además, se observaron casi dos mil metros cuadrados de suelo natural con presencia de manchas de aceites y grasas, con la posibilidad de infiltración de los hidrocarburos, lo que representa un riesgo a la salud humana y al medio ambiente.

Ante esta situación, la Profepa impuso la medida de seguridad consistente en la suspensión de actividades en las instalaciones donde se encontraron los residuos peligrosos, y se dio inicio al procedimiento administrativo correspondiente, en el que la empresa contará con los tiempos dispuestos en la ley para presentar las pruebas que considere pertinentes, a fin de que sean valoradas por la autoridad ambiental.