El Mundo

Gobierno británico impone cuarentena de 14 días a viajeros


Quienes ingresen a Gran Bretaña tendrán que pasar una cuarentena de 14 días y podrían ser multados con 1.000 libras (1.220 dólares) si no cumplen la norma, de acuerdo con el plan que anunciará el viernes el gobierno británico.

La secretaria de Interior, Priti Patel, explicará los detalles de la medida, que ya generó confusión y críticas entre las aerolíneas, los aeropuertos y los británicos que, cansados del confinamiento, se preguntan si podrán ir de vacaciones al extranjero este verano.

Gran Bretaña no cerró sus fronteras durante la peor fase del brote de coronavirus, que está ligado a más de 36.000 decesos solo en la nación. El gobierno planteó la cuarentena igual que muchos otros países europeos que están empezando a abrirse de nuevo al exterior.

El ejecutivo del primer ministro, Boris Johnson, había dicho que la cuarentena comenzaría a principios de junio y se aplicaría a todas las llegadas, con excepción de Irlanda con quien mantiene un acuerdo de libre circulación. Es probable que haya excepciones para algunos viajeros, incluyendo camioneros y médicos.

Según la medida, que se revisará cada tres semanas, los británicos que regresen del extranjero también tendrán que pasar 14 días aislados.