Ciencia y Tecnología

Tu cerebro puede controlarlo todo, y estas empresas buscan demostrarlo en el CES


No importa, incluso si no tienes alguna parte del cuerpo completa, con tu cerebro puedes controlar desde un videojuego hasta una prótesis robótica, y en el Consumer Electronic Show (CES) 2020 hay dos empresas que te lo quieren demostrar.

BrainCo es una compañía estadounidense dedicada a la tecnología neuronal que fabrica productos y soluciones que funcionan mediante la emisión de señales neuronales y ondas cerebrales.

Esta tecnología, de acuerdo con Joshua Varela, director estratégico de Alianzas de BrainCo, busca que el usuario enfoque la atención convirtiendo las señales emitidas por ondas cerebrales en un comando o movimiento.

"Creemos que la mente se puede entrenar para generar un mayor rendimiento en las actividades de las personas, desde los niños en las escuelas hasta los atletas de alto rendimiento", dijo Joshua Varela a El Financiero.

Una de las soluciones que presentó la firma en el CES 2020 fue una prótesis robótica para mano que puede ser controlada con la mente.

Para utilizarla, el usuario debe entrenar a la prótesis mediante un software que aprende y registra los distintos movimientos que puede hacer. Conforme el usuario va generando más movimientos, estos se registran en un algoritmo y se quedan guardados para que, cuando el usuario vuelva a generar una señal eléctrica cerebral determinada, la mano haga el movimiento automáticamente.

“Desde un movimiento básico como mover dedo por dedo, hasta movimientos complejos como tocar un piano, las posibilidades son infinitas”, señaló el vocero de la firma.

El usuario se coloca un dispositivo en la cabeza que capta las ondas cerebrales y ve una representación gráfica de la prótesis realizando el movimiento en el software. Una vez que consigue un movimiento, da clic para guardarlo. Luego repite el proceso con la prótesis puesta y realiza el mismo movimiento para verificar que, en efecto, se guardó correctamente.

De esa forma, cada vez que la mano percibe una señal específica guardada, genera el movimiento automáticamente. Evidentemente se requiere tiempo para generar movimientos cada vez más naturales y fluidos, pero Varela señaló que se requieren entre 5 y 10 minutos para grabar 6 movimientos básicos, por ejemplo.

El experto señaló que la prótesis de BrainCo podría estar disponible a finales de este año para usuarios en Estados Unidos, y que se busca que el costo sea de alrededor de 15 mil dólares.

“La tecnología se trata de gente, de ver cómo nos puede llevar a un límite en el que podamos hacer cosas que imaginábamos que no lograríamos”, dijo.


Nextmind
También se presentó Nextmind, una firma que fue elegida entre las más innovadoras del CES 2020. Su tecnología crea un sistema de conexión del cerebro mediante señales eléctricas producidas que se convierten en comandos.

La propuesta de la firma es generar dispositivos no invasivos que traducen las señales cerebrales y automatizar diversas tareas. El dispositivo de apenas 60 gramos se coloca en la cabeza y las señales captadas se guardan en un algoritmo que, a mayor tiempo de uso, aprenderá a entender y realizar diversas tareas de manera más rápida, fluida y automática.

Sid Kouider, CEO de la empresa, dijo que el usuario únicamente debe mirar fijamente a su objetivo para activarlo. En el stand de Nextmind se probó su producto con videojuegos como Duck Hunt.

Nextmind asegura que las posibilidades de la tecnología neuronal son infinitas, desde el sector médico hasta automatizar tareas simples como prender y apagar las luces o el televisor.

Tanto Varela como Koudier coinciden en que hace falta un largo camino por recorrer en cuanto a la utilización común de esta tecnología, pero existe optimismo al respecto.

“Es una nueva década, y la tecnología está ahí, las propuestas existen y la intención de generar un beneficio a la gente”, señaló Koudier.

Los productos de Nextmind aún son prototipos y se desconoce si serán comercializados en el futuro o si serán versiones actualizadas las que lleguen a los aparadores, de acuerdo con la compañía.

El Financiero