Opinión

Caja Negra



Viene la lluvia de impugnaciones. La presidenta del Congreso del Estado Adriana Terrazas no baja de mediocres a las autoridades del Tribunal Estatal Electoral, luego de recibir lo que llamó “justicia a medias”, tras señalar que el coordinador de diputados Morenistas Cuauhtémoc Estrada habría sido el único que cometió violencia política en razón de género por casi dos años, y los otro nueve se libraron, pero se libraron precisamente también a medias. El tema de inicio es peculiar, no son culpables… pero tampoco inocentes, la idea que ha intentado socializar el TEE es que cometieron violencia política, si, pero no en razón de género. Esto no va a parar aquí, la diputada presidente va a impugnar, quiere justicia completa, y si el TEE no se la da, que se la dé la sala regional Guadalajara. Será un duelo de poderes, ya que Cuauhtémoc hará precisamente lo propio, defenderse a él y su causa, de pronto lo dejaron solito sus compañeros diputados ahora que ellos ya tienen un pie en su registro de reelección, pero ¡oh que oportuno momento para ver a Claudia Sheinbaum y tomarse foto con ella! (Fue a la presentación del plan anticorrupción de la candidata) Se verá en breve de que cuero salen más correas en este duelo de impugnaciones, y mientras el PAN desde lejitos haciéndose el sorprendido de lo que pasó y siempre esperando que los morenistas se hundan.

--

Si alguien no ha perdido el tiempo ni siquiera en semana santa es la candidata al 4to Distrito federal por el PAN Marisela Terrazas, se le vio muy activa hasta altas horas de la noche con su ejército juvenil albiazul tomando los cruceros de ciudad Juárez al ritmo de salsa, cumbia y hasta merengue. Sabe la diputada y su partido que prácticamente ella es la última de los mohicanos, el rayito de luz que puede dar la sorpresa, pues todo mundo sabe que Morena por alguna inexplicable razón ha ganado fuerza en Juárez. Algo habrá hecho bien la diputada al lograr reelegirse por el PAN en tierra cuatrotera, esperan que el milagro se repita y por eso hasta en días santos intentó sacar ventaja a cada minuto, cuando otros decían que en esta semana que acabó nadie quiere ni ver ni saber de candidatos, o será que muchos prefirieron evitar la fatiga.

--

Mientras tanto acá en la capital sigue el tiro por el Distrito 08. Ni Marco Quezada por Morena ni Alex Domínguez del Frente Amplio ceden terreno, no obstante, la gente de las colonias ya empezó a notar algo y lo ha externado; Marco Quezada casi nunca sale solo, se ha protegido bajo la sombra de la candidata al senado Andrea Chávez, quien habrá que decirlo goza de una popularidad establecida y de pronto le ha alcanzado para repartir un poquito. Para contrarrestar, Alex se ha puesto a trabajar tanto en calle y al interior con su equipo, y ya tienen materializado su paquete completo de propuestas, las “Ocho del 8”, que abarcan varios rubros de suma importancia para el distrito, un poquito de todo pues. Hay que reconocer que es el único de los candidatos (propios y extraños) que se ha puesto a “echar coco” con propuestas reales, estudiadas y logrables. Ya hubo una probadita del paquete de propuestas y en breve estarán dando a conocer todo el kit completo que tienen semanas armando. La gente esta cansada del reparto de culpas, la raza quiere “alguien que resuelva”, no que esté repitiendo que los otros gobiernos fueron malos o añorando los viejos días.

--

Otra vez Chihuahua y su gente sigue pagando cara la venganza y el desdén del Gobierno de AMLO. Ahora le tocó a los empleados del IMSS Bienestar, a quienes de un día para otro los dejaron sin trabajo, sin decir ¡agua va! Enfermeras, médicos, psicólogos, trabajadores sociales se quedaron a la deriva; casi alrededor de 150. El sábado se empezó a orquestar el maquiavélico desdén, les llegó la cita de que este lunes debían presentarse con el personal de las oficinas centrales del IMSS, quienes les anunciaron, que por ser Chihuahua una de las entidades no adheridas al esquema IMSS-Bienestar, se procedió al recorte de personal con los resultados antes descritos, sin embargo se les olvidó que estos empleados han creado derechos y antigüedad, muchos de ellos brindan servicio desde instaurado el programa Prospera, Insabi y ahora, IMSS Bienestar, lo cual suma para algunos hasta 10 años trabajando, y ahora, con la mano en la cintura les dieron las gracias de la manera más hartera. Tienen un poquito de esperanza los ahora desempleados en que Gil Baeza, el secretario de Salud de Gobierno del Estado algo pueda hacer, aunque a decir verdad se ve difícil. El odio que tiene la 4T por el estado grande es bastante, se nota por varios frentes. Ahora el Gobierno del Estado tiene una nueva oportunidad de salvar el barco y hasta adornarse en el camino, ojalá que puedan recontratarlos de alguna manera o al menos interceder por ellos.