Opinión

Caja Negra



La defensa en redes que hizo Javier Corral, solo ocasionó que el gobierno agilizará los procesos de investigación en su contra. Ayer la gobernadora confirmó que tienen todas las pruebas listas para demostrar cuanta barbaridad se cometió en la pasada administración, incluyendo la tortura que algunos sufrieron para obligarlos a declarar contra Cesar Duarte.

Algunos creen que el fin justifica los medios, pero ese es un dicho arbitrario, y más tratándose del gobierno que dedicó cinco años a buscar culpables de algo que no pudo comprobar.

De hecho, Maru Campos advirtió que su gobierno ya cuenta con pruebas sólidas para investigar y fincar responsabilidades a Javier Corral, algo que él nunca tuvo porque basó su operación justicia en un capricho y una obsesión contra una sola persona.

Y, si, eso es cierto, no puede haber justicia cuando tu intención sólo es encarcelar gente, juzgarlos públicamente y con ello tratar de ocultar los malos manejos que cometes, iguales o peores que tu antecesor.

De hecho, la FGR ya tiene los testimonios de 5 ex funcionarios que fueron presionados para declarar contra Duarte, a cambio de que no les iniciarán investigaciones que, aunque no tuvieran sustento, los pudieran llevar a la cárcel o afectarle su patrimonio.

Y si a eso le suma el cúmulo de irregularidades que se cometieron en el tema financiero, es fácil saber que habrá consecuencias para muchos funcionarios y hasta para el mismísimo ex gobernador.

--

Por cierto, el comisionado de Derechos Humanos, Nestor Armendáriz, ya está viendo cada vez más cerca la cárcel, y podría convertirse en el primero en ser detenido por haber actuado en contubernio de las pasadas autoridades.

Según confirmamos, Armendáriz Loya tiene ya varias denuncias penales en su contra, porque en repetidas ocasiones los afectados por la Operación Justicia para Chihuahua, solicitaron su intervención para evitar más abusos, pero al parecer éste en vez de ayudarlos, notificó al Estado que intentaban actuar en su contra y así los perseguían con más énfasis.

Cabe recordar que luego de la detención de Cesar Duarte, el titular de DH emitió una ratificación pública, a través de la cual descartó que fuera víctima de persecución política por parte del gobierno de Javier Corral. La sentencia fue la 13/20, emitida el 9 de julio de 2020.

Esta intervención a favor de Corral, se dio luego que la Comisión Nacional de Derechos Humanos solicitará a través del oficio 99/2019 que se reabriera el expediente de Duarte Jáquez, luego que éste se quejara de persecución política, asentado en el expediente YR 083/2017, y tras haber detectado que, en cada intervención mediática, Javier Corral lo llamara ladrón y lo acusaba de varios delitos que no habían sido confirmados por un Juez.

Así que igual y le conceden la nada honrosa posición 1 de ser llevado ante la justicia por colaborar en la garza de los expedientes X que buscaban, a como diera lugar, meter gente de Duarte a la cárcel.

--

Mañana sesionan los regidores en la zona rural, en esta ocasión la reunión será en El Sauz. Al parecer todo va muy tranquilito y no esperan sobresaltos, pero, hay un punto en la orden del día que pudiera ocasionar enojos.

Según supimos, se pretenden aprobar las convocatorias para las elecciones en las cinco secciones rurales, y, hasta eso que no hay mucha grilla entre los candidatos, sino en los organizadores.

Resulta que debido a la reforma que hizo el Congreso, ahora las elecciones tendrán que ser el 31 de octubre, y no en diciembre como se hacían antes. Eso reduce el tiempo para que los aspirantes a ser presidente seccional, se preparen, cumplan los requisitos y al menos hagan un poco de proselitismo.

Y si a eso le suman que los regidores traen a sus propios gallos, las cosas se pueden tornar complicadas, si es que algo de ese cambio de fechas les puede perjudicar.

--

El PRI parece no entender que están muy débiles como para enfrentarse hasta con su misma gente. Allá en Parral dos regidores acaban de renunciar a la fracción y al partido, porque los estaban obligando a estar en contra de todo lo que propusiera el Ayuntamiento a cargo de César Valles.

Fueron los regidores José Ángel Rivera y Cristy Molina, los que renunciaron a las filas del PRI; y aunque afirmaron que seguirán siendo regidores de oposición, tampoco están de acuerdo en convertirse en regidores que sólo digan que no a todo.

Primero se dijo que renunciaban para adherirse a Movimiento Ciudadano, sin embargo, ellos mismos lo negaron, y dijeron que hay cosas en las que están de acuerdo, y otras muchas definitivamente no, así que no pueden simplemente cambiar de colores.

Por lo pronto ese es un descalabro para Rafael Ramírez, dirigente del Comité Municipal del PRI, pues de por si no tenía suficiente fuerza como para frenar o impulsar iniciativas, ahora tiene menos con los dos regidores que se le fueron.







Así las cosas…




TWITTER

FACEBOOK