Opinión

Caja Negra



El presidente comenzó la semana con tremenda sacudida a la clase política, pues invitó a dos gobernadores, militantes de otros partidos, a formar parte de su equipo de trabajo. El que ya tiene nombramiento es Quirino Ordaz Coppel, gobernador saliente de Sinaloa, que ahora se encargará de la diplomacia mexicana en España.

Ordaz Coppel es un priísta de la vieja guardia; actualmente es gobernador de Sinaloa (hasta el 1 de noviembre), pero ha desempeñado cargos dentro del PRI como: delegado de Banobras, dirección Federal de Turismo, diputado local y federal, aunque en el Congreso de la Unión llegó por las siglas del PVEM, pero en alianza con el PRI, y una extensa lista de cargos municipales y estatales.

Algunos dicen que Quirino Ordaz llegó a la 4T desde hace tiempo, y prueba de ello es que Rubén Rocha Moya, candidato de Morena, ganó la gubernatura.

Desde ayer se corte el rumor de que lo expulsaran del PRI. De hecho, Alejandro Moreno, líder nacional de ese partido, aseguró que aunque apenas es una invitación a adherirse a la 4T, ya se aniza su caso por haber abandonado a los candidatos priístas, e incluso, operar en su contra.

-

La otra invitación, aunque sin nada formal por el momento, la recibió el Panista Antonio Echevarría, gobernador saliente de Nayarit, a quien el Presidente consideró un buen elemento para defender los ideales de Morena.

Pero el que no recibió ni una carta o una mención, fue Javier Corral, el ex gobernador de Chihuahua que abiertamente estuvo operando a favor de Morena, aunque sin obtener buenos resultados. Algunos dicen que el no haber entregado la estafeta a Juan Carlos Loera, le resto los puntos que había ganado ante Andrés Manuel.

Pero otros, no descartan que en breve sea llamado a formar parte del gobierno federal, quizá no en el gabinete, pero probablemente en una embajada o algo similar.

--

Pará aquellos que dudaban de la confianza que se le tiene a Cesar Komaba, ahora lo veremos como director interino de la Policía Vial, una encomienda que directamente le hizo el Secretario de Seguridad Pública, Gilberto Loya.

Aunque el nombramiento fue como encargado de despacho, las funciones y atribuciones las tiene totales, y no sólo está ahí para hacer que funcione la dependencia, sino para analizarla desde adentro y plantear una estrategia que permita su reingeniería.

César Komaba logró reestructurar la dirección de Gobernación en la capital, y aunque cometió un error de formas en sus declaraciones, no tuvo desaciertos en el trabajo encargado.

Gilberto Loya tiene la tarea de reestructurar toda la SSPE, y eso incluye las divisiones de Policía Vial, Fuerzas Estatales, Operaciones Rurales, Bancaria y Comercial, Operaciones Especiales e Investigación.

Así que debe tener gente de su entera confianza en cada área, y más en ciernes de modificarles la forma de trabajo a todos.

--

Vaya escándalo que se generó en Cuauhtémoc, pues el presidente municipal, Humberto Pérez, decidió nombrar a puros hombres en su gabinete y dejar fuera a las mujeres. ¡Vaya!, ni en el Instituto Municipal de las Mujeres hay una al frente.

La cosa es que su ocurrencia se da justo en medio del gran debate nacional sobre la paridad de género, y ya le ha válido todos los adjetivos que usted se imagine, así como las críticas más fuertes del momento. Es más, hay quien quiere demandarlo para que cambie su modelo de gobierno.

Sin embargo, la Ley no es tan clara en este tema, porque, si bien es cierto, habla de paridad en todos los órdenes de gobierno, no detalla caso por caso, y refiere principalmente a la elección de cargos, no a la contratación de personal, como sucede con los directores municipales.

Sin embargo, la reforma Constitucional de 2019 se promovió bajo el lema de "paridad en todo", y ofrecía convertirse en un principio Constitucional con participación equilibrada, justa, y legal, que asegure que al igual que los hombres, las mujeres en toda su diversidad tengan una participación y representación igualitaria en la vida democrática de nuestro país. Pero, en México, la democracia son las elecciones.

De hecho, este año el Congreso de la Unión hizo historia al nombrar 250 mujeres y 250 hombres para su conformación, algo que se tomó como ejemplo, pero que al parecer a Cuauhtémoc no llegó.

A ver si al menos bajo la presión social o la ética política, cambia don Humberto Pérez a su gabinete.







Así las cosas...

TWITTER

FACEBOOK