Opinión

Caja Negra



Juan Carlos Loera se resiste a extinguirse, y ahora emprendió una sigilosa gira por todo el estado, so pretexto de que debe promover la consulta popular del 1 de agosto. Pero los que ya tuvieron la oportunidad de escucharlo, nos confirman que habla más de él, que del proyecto de consulta.

La última reunión que sostuvo fue en Jiménez. El que le organizó tanto el evento como la gente, fue Belisario Rodríguez, líder del Movimiento Cívico Jimenense, que ya se ha convertido en su alfil en la zona centro sur, que es donde más batalla por ganar adeptos el ex candidato.

Si hablaron como 15 minutos de la consulta: de las bases jurídicas que tiene, del precedente histórico que deja, y del esfuerzo que hay para hacerla a pesar de los detractores. Pero, por más de una hora hablaron del proyecto de transformación para Chihuahua, de los resultados electorales, de fraude, y hasta se declaró la víctima del sistema neoliberal.

Y le iban creyendo, comenzó bien, pero donde sí se le aburrieron fue cuando comenzó a hablarles de teorías como la tecnocracia neoliberal, del estructuralismo Keynesiano de Milton Friedman, y hasta de corporativismo y control clientelar.

Algunos ya no podían disimular los bostezos, y el aburrimiento los hizo ir en bola al baño o a tomar aire, y eso que estaban en un salón grande y bien ventilado.

Y no es por demeritar el nivel de conocimiento de las personas que asistieron, sino más bien de cuestionar los métodos arcaicos que usan los políticos para hablar ante el ciudadano.

--

De hecho, ayer nos enteramos que Loera si pidió ser reintegrado a la Delegación del Bienestar en Chihuahua, según dijo, su renuncia se puede revocar sin problemas y puede comenzar de inmediato a trabajar.

Aunque usted no lo crea, hasta argumentó que si lo recontratan, ya no habría curva de aprendizaje, ya que domina todos los temas de la delegación, y hasta de otras dependencias del gobierno federal.

Y no está mal, pedir chamba es válido. Pero donde pierde fuerza su intención, es cuando se recuerdan todos los conflictos que generó, principalmente con los campesinos dependientes del riego de las presas.

--

Ayer llegaron a Chihuahua 2 millones 908 mil 443 boletas que se usarán el 1 de agosto para celebrar la consulta ciudadana. Según el INE, el número de boletas corresponde al listado nominal, pues se debe asegurar una boleta para cada elector, acuda o no a votar.

En total se instalarán 1 mil 748 mesas receptoras en los 9 distritos electorales federales, es decir, si alguien quiere votar debe acudir a donde vota tradicionalmente para diputado federal. Además, todas las boletas tienen elementos de seguridad, similares a las boletas electorales, para asegurar que no se intenten imprimir copias para alterar el resultado.

La boleta es en color rosa, y tiene la pregunta de: ¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?

Y al costado derecho, vienen dos recuadros con las palabras SI o NO, mismas que deberá tachar el ciudadano para manifestar su deseo.

Hay quien acusa al INE de estar saboteando la consulta, otros acusan a los medios de comunicación, y hay quien dice que la mafia del poder está detrás de ese sabotaje, pero, para evitar suspicacias, cada uno de nosotros puede analizar la pregunta, porque según nos han dicho, se hace para enjuiciar a los ex presidentes, pero en ningún lado se menciona esa acción.

--

Maru Campos ya comenzó a tratar de enderezar el rumbo de la entidad, pues al parecer lo que Chihuahua necesita es optimizar la prestación del servicio público, dejar de hacer gastos superfluos (como se venían haciendo), y agilizar ciertas áreas que hoy son más un problema que una solución.

Según supimos, ya en el Congreso hay una propuesta para modificar la estructura administrativa de Gobierno del Estado, principalmente reformas internas en algunas secretarías, aunque no quisieron dar muchos detalles hasta que el proyecto lo conozcan todos los diputados, sabemos que se fusionaran algunas áreas y otras dejarían de ser secretarías.

Así que, hay que estar pendientes de lo que aprueben los diputados, porque a como andan ahorita, en una de esas y modifican la estructura gubernamental y ni cuenta nos damos.






Así las cosas...

TWITTER

FACEBOOK