Opinión

Caja Negra



Dicen que después de la tempestad viene la calma, pero al parecer eso no aplica para todos, no al menos en el terreno electoral. Resulta que el IEE ya soltó los datos tristes de las elecciones pasadas, y adelantó que sólo cuatro partidos conservarán su registro, el resto ya no tiene respaldo ciudadano.

Algunos pudieran "pasar de panzaso", gracias a ser parte de una coalición, pero sí la Ley se aplicará de manera directa, se haría una limpia muy interesante de partidos políticos, pues muchos no tienen el 3% de los votos que exige la Ley.

Por ejemplo, el PRD obtuvo 3 mil 796 votos, es decir el 0.3379%, sin embargo, ese porcentaje no le alcanza para conservar registro estatal. El Partido Verde logró 30 mil 652 votos, es decir 2.7283%, pero tampoco son suficientes, su que casi lo logra.

El PT consiguió 11 mil 035 votos, es decir 0.9822%, un muy bajo número de sufragios. El Partido Nueva Alianza registró 11 mil 753 votos, es decir 1.0461%; y el PES alcanzó 28 mil 090 votos, es decir 2.5002%.

RSP tuvo en total 5 mil 277 votos, es decir 0.4697%, y el Partido Fuerza por México alcanzó 11 mil 664 votos, es decir 1.0382%.

Todos ellos perderían su registro estatal, pues ninguno tiene al menos el 3% de los votos, pero todos sabemos que alguna triquiñuela harán para seguir cobrando dinero público.

--

¿Quien entiende al Presidente? Primero dice que el PRI pudiera ser un buen aliado para conseguir la mayoría calificada en la Cámara de Diputados, y ahora lo vuelve a acusar de ser partícipe del desastre electoral que se vivió en Chihuahua.

De hecho, lo usó más como ejemplo para justificar su intención de aliarse con ellos, pues afirma que si Morena no logró ganar en Chihuahua, fue por las alianzas que hicieron PRI y PAN, incluso, advirtió que la política actual ya no es de ideologías duras y cerradas, sino de proyectos.

Es decir, el Presidente justificará su alianza con el PRI diciendo que el proyecto de Regeneración Nacional va más allá de colores y siglas, y con ello tratará de librarse de las críticas sociales. Sin embargo, su discurso ideológico no lo podrá olvidar tan fácil el mexicano, ese del PRIAN como la cosa mala del país.

Ahora bien, si Amlo convence al PRI de aprobarle sus iniciativas, los pocos defensores de su proyecto, pudieran dejar de respaldarlo, ya que les vendió muy fuerte la idea de echar fuera al PRI y al PAN, como para que ahora les pida que olviden eso y busquen el bien común, con los priístas incluidos.

--

El que también habló del PRIAN fue el gobernador Javier Corral, así se refirió a la alianza con la que ganó Maru Campos la gubernatura.

Sus declaraciones sorprendieron por dos cosas. La primera es que se refiera al PRIAN, cuando se supone que el es militante activo de Acción Nacional, y gobernador emanado de ese partido; pero la segunda y más preocupante es que utilice las mismas palabras del Presidente Andrés Manuel López Obrador y toda la 4T.

Vaya, algunos hasta dijeron que era el anuncio no oficial de su adhesión a Morena, una vez que el PAN lo expulse de sus filas por haber perseguido durante cinco años a Maru Campos, y por ocasionarle daño al partido.

Javier Corral es un tipo muy listo, no hace ni dice nada sin pensarlo dos veces; además, es alguien frío y calculador, que sabe usar las palabras como herramienta y moneda de cambio, así que algo debió haber planeado al referirse así a la alianza que hizo ganadora a Maru Campos.

--

Apenas han pasado unos días de las elecciones, y la panista María Eugenia Campos ya esta haciendo apariciones en el socialité chihuahuense. Su primer acto público fue el cambio de presidente en Desec de Ciudad Juárez, donde por cierto recibió todas las ovaciones del evento.

Otro de los asistentes fue el morenista Cruz Pérez Cuellar, virtual presidente municipal de Ciudad Juárez. Que, por cierto, durante sus palabras ante la prensa, reconoció y aplaudió el triunfo de Maru Campos, y se dijo convencido de que con la suma de esfuerzos y voluntades, habrán de sacar adelante a la frontera.

A diferencia de otros morenistas, Cruz destacó que se deben dejar atrás los pleitos y las diferencias partidistas, por el bien de los chihuahuenses. Incluso se refirió a Maru como una mujer inteligente y capaz de mejorar las condiciones en las que Corral deja al estado; y todos vieron muy bien esa cordialidad de Cruz, salvo los morenistas que siguen pretendiendo impugnar la elección porque quisieran a Loera de Gobernador.

Por cierto, Maru mostró el colmillote que se carga, y declaró que durante su gobierno no habrá diferencias de trato, como otros lo hicieron (Corral), pues para ella todos son chihuahuenses y merecen que vele por una mejor calidad de vida.







Así las cosas...

TWITTER

FACEBOOK