Opinión

Caja Negra



Si alguien respaldara los cuestionamientos que hace el presidente de Coparmex, quizá serían escuchados, porque son bastante elocuentes, lo malo es que como se la pasa criticando todo, ya pocos lo toman en cuenta.

Ayer en plática con los medios, reprochó que los gobernantes estén manipulando las conferencias de prensa para entrometerse en el proceso electoral, algo que todos notamos pero que pocos se atreven a decir, sin embargo, Jorge Cruz Camberos no tiene piedad en sus cuestionamientos.

En su análisis, determinó que tanto el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, como el Gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, están aprovechando los espacios que se les otorgan como jefes del ejecutivo, para opinar y tratar de incidir en las preferencias electorales.

Un punto débil de esto, es que el titular del INE está temeroso de entrar en conflicto con el Presidente, porque ya se le echó encima todo el aparato de Morena y hasta han amenazado con desaparecer este organismo; y a nivel local, los consejeros del IEE están más ocupados en ver la sucesión de la presidencia en vez de atender temas torales del proceso.

Sería bueno, muy bueno de hecho, que los gobiernos se mantuvieran al margen del proceso electoral, que dejen que los candidatos y los partidos sean los que convenzan al ciudadano de que salgan a votar, pero de esa democrática realidad, al parecer estamos muy distantes.

--

Hasta eso que el proceso electoral no está tan mermado, las incidencias que se han registrado pudieran considerarse normales, y más si tomamos en cuenta que éstas son las elecciones más grandes de la historia reciente.

Por el momento los municipios con más impugnaciones son Juárez y Chihuahua, que también tienen el mayor número de candidatos registrados; pero también aparecen Cuauhtémoc y Carichí en la lista de los municipios con más procedimientos de sanción emitidos.

Quizá lo más preocupante de este proceso, es que comenzó con muchas descalificaciones, la famosa guerra sucia se apersonó, pero ahora mediante las redes sociales. Y el riesgo de que así se mantengan las campañas, es que la legitimidad será nimia, pues el ciudadano entonces deberá votar por el menos peor, y no por quién más le convenza con propuestas y compromisos.

--

Maru Campos le devolvió el favor, y con creces, al Partido Movimiento Ciudadano, pues convenció a decenas de jóvenes que militaban y simpatizaban con el partido naranja, para que se unieran a su proyecto y respaldaran las siglas de Acción Nacional.

De hecho, el agravio lo hizo en Parral, la casa del candidato a gobernador Alfredo Lozoya, y del Presidente de MC, Francisco Sánchez.

Fueron varios jóvenes encabezados por Adán Ríos, ex director del IMJUVE de Parral, los que decidieron hacer el cambio, argumentando que dejaron de confiar en MC y le quieren apostar a un proyecto ganador.

Y el encargado de fraguar la travesura, fue el también desertor de MC Lorenzo Parga, que ahora es diputado independiente, luego de renunciar al partido naranja, acusando que tanto Lozoya como Sánchez se habían adueñado del instituto.

--

Vaya, ayer hasta Fernando Álvarez Monje se sumó al equipo de defensa de María Eugenia Campos Galván, y eso que hace unos meses era el más corralista del Congreso.

Se dijo indignado de la baja calidad política de Alfredo Lozoya, al hacer señalamientos de corrupción en contra de Maru, cuando no existen pruebas que así lo demuestren, y es más, dijo que esas acusaciones sólo evidencian la falta de propuestas y la poca penetración ciudadana que ha tenido Lozoya, además de la desesperación en la que ahora se encuentra.

Quién sabe si ese discurso aplique como aquel famoso dicho de: “te lo digo Juan, para que lo entiendas Pedro”, porque de ser así, habrá despertado el coraje de algunos defensores del gobierno en turno.

--

Por cierto, el que anda jugando muy cerca del fuego es el diputado federal Miguel Riggs Baeza, pues aprovechando que la Ley no le obliga a pedir licencia para separarse de su cargo, aunque ya sea candidato, está haciendo proselitismo abiertamente.

Le están programando visitas en colonias, recorridos y hasta encuentros domiciliarios con habitantes de la capital, algo que nunca hizo en el tiempo como diputado, pero que ahora, misteriosamente, le interesó.

Lo curioso es que se la ha pasado hablando mal de Maru Campos y de su gestión como alcaldesa, y hasta promete que esas cosas van a cambiar en poco tiempo, habla de un proyecto de mejora para la capital que se pondrá en marcha este mismo año, pero cierra sus comunicados como diputado federal.

Quién sabe si tenga bien medida su estrategia o de plano sólo está jugándole al vivo mientras se pueda.







Así las cosas…

TWITTER

FACEBOOK