Opinión

Caja Negra



Ni los amlovers son tan obvios como lo fue la consejera electoral Claudia Espino, que se declaró abiertamente defensora del Caballo Lozoya y, por ende, disidente del proyecto Iluminemos Chihuahua.

Resulta, que en la pasada sesión del IEE se generó una acalorada discusión, pues de última hora y casi casi por error, se dieron cuenta que seis de los observadores ciudadanos que participarán en el plebiscito de este domingo 14 de noviembre, son servidores públicos de Parral.

Se trata de los regidores Leoncio Durán Garibay, Margarita Baca Lightbourn, Denisse Valdés, Miguel Orquíz, Lorena Chavira y Milagros Yáñez de la Rosa, además de los regidores suplentes, Salvador Espinoza, Miguel Valdez y César Raúl Villalba, todos inscritos, sin decir que eran regidores, como observadores ciudadanos.

El problema, es que, según los estatutos de la convocatoria, no se permiten ni servidores públicos ni representantes de partidos políticos en los cargos para la vigilancia del plebiscito, y unos minutos antes de aprobar los listados, el representante del PAN ante el IEE denunció esta acción.

De ahí comenzó el debate, los representantes de Morena y del PRI se hicieron de palabras, y cuestionaron la fragilidad de las listas y las revisiones, y justo ahí, la consejera Claudia Espino, tomó la palabra y agradeció sus comentarios, pero les dijo que ya se calmaran y que le dejaran la aprobación a quienes sabían del tema, que mejor ni le movieran.

Todos se voltearon a ver con la cara de ¿wtf?, porque la defensa que hizo, duró un buen rato y no la había hecho, por ningún otro motivo.

--

Por cierto, en Morena los pleitos siguen subiendo de tono, el Senador suplente Alejandro Rojas ahora no sólo exige la renuncia de Yeidckol Polevnsky y Bertha Luján, ambas por ser responsables, dice, de la crisis que enfrenta ese instituto, sino que busca una investigación minuciosa en su contra.

Resulta que Alejandro Rojas, sugiere que la manipulación que ha hecho Polevnsky de la dirigencia nacional de Morena, le ha hecho caer en la comisión de faltas y delitos, lo cual es necesario castigar no sólo con la expulsión del partido y de la dirigencia misma.

Además, precisó que Bertha Luján ha intentado sobornar y coartar la decisión de los militantes de Morena para beneficiarla en la búsqueda de su aspiración por ser la dirigente nacional, lo cual, afirma, debe castigarse también.

Por lo pronto ya están involucrados, en los conflictos internos de Morena, tanto el Instituto Nacional Electoral como el Tribunal Electoral, ambos analizando las irregularidades denunciadas en los procesos para renovar la dirigencia nacional, pero pudiera involucrarse la autoridad judicial, según se advierte.

--

Un nuevo cambio se dio en la administración de Javier Corral, la encargada de Comunicación Social, María José Valles, finalmente salió de su encargo, y será Manuel del Castillo Escalante quien tome la batuta.

Viejo lobo de mar en la comunicación y servicio público, al menos así se refirió el gobernador Javier Corral cuando le tomó la protesta, para que desde ya, quedé a cargo de ser el enlace entre gobierno y medios de comunicación.

Escalante es licenciado en comunicación y en derecho, fundador del Canal 44 de ciudad Juárez por allá de los 80´s.

Manuel del Castillo tiene 61 años, tiene experiencia de 40 años en los medios de comunicación y en la comunicación social, por dar algunos ejemplos, ha sido vocero de la PGR y de la UTEP, además, es gente de Alejandra de la Vega, ha sido comentarista deportivo y administrador de imagen del equipo de primera división que tiene esta entidad.

Con este es el tercer cambio en comunicación, primero estuvo el nada atinado Antonio Pinedo, luego vino María José Valles, y ahora, finalmente, Manuel del Castillo; y la comunicación no es cosa menor, pues es tan importante saber comunicar lo que hacen, o la percepción, siempre será negativa, como ya les ocurre.

--

Por cierto, en cuanto llegó a su cargo, Manuel del Castillo mandó un mensaje muy directo, dejen de especular y pongámonos a trabajar.

Expuso que está consciente que Chihuahua está por entrar a un tiempo político, donde se sobredimensionarán los errores que se cometan, pero es eso, una estrategia de la oposición política al gobierno para desprestigiar lo que dijo, se está haciendo bien.

Vaya reto para este comunicador, porque es cierto, es importante decir lo que están haciendo, y decirlo bien, pero el problema es que el talón de Aquiles del PAN ha sido, es y seguirá siendo, la comunicación social.

Pero experiencia tiene, fue comunicador en tiempos de Reyes Baeza, le ayudó a Héctor Murguía, le ha ayudado mucho a Alejandra de la Vega, y hasta hace unos días, le ayudó en comunicación a Juan Carlos Loera en la Secretaría del Bienestar, aunque debería omitir este último encargo, porque no tienen muy buenas referencias que digamos.

--

El que entró en pánico ayer durante la entrevista con los medios de comunicación, fue el Secretario de Educación Carlos González, pues al cuestionarlo sobre el panorama educativo del estado, tanto del aprovechamiento escolar, las plazas de maestros, los centros escolares y el alumnado, sólo repetía insistentemente que ya no habrá dinero suficiente para la educación en Chihuahua.

González Herrera sólo repetía que el gobierno federal le recordará a Chihuahua 250 millones de pesos en materia educativa, que era imposible cumplir los compromisos y las metas con ese dinero menos, que quizá habría problemas muy serios.

Y es entendible, obviamente se administra con dinero, y al haber recortes presupuestales, también se afecta el programa educativo. Hasta ahora, se sabe que desaparecerán el programa nacional de becas para la manutención de educación superior, pero también, el programa nacional de inglés, las becas a estudiantes normalistas y el programa de tiempo completo, pudieran estar en riesgo.

Pero al menos, el Secretario debía estar ocupado en ver opciones para solucionarlo, no en entrar en pánico ante la prensa.





Así las cosas…

TWITTER

FACEBOOK