El País

El nuevo vocero de la Cámara de Diputados, conocido por demandar a reporteros


Vinculado a administraciones panistas y priistas, Sergio Ramírez Robles, próximo titular de Comunicación Social de la Cámara de Diputados, tiene entre sus antecedentes el haber presentado demandas civiles contra reporteros por presunto daño moral y difamación en agravio de funcionarios poblanos.

El currículum de Ramírez Robles es vasto; ha pasado por el sector privado, por el gobierno federal en tiempos de Vicente Fox y de Felipe Calderón, pero también ha prestado sus servicios a gobiernos estatales panistas como el que encabezó Rafael Moreno Valle en Puebla o el del priista Aristóteles Sandoval en Jalisco.

En su paso por la función pública, el próximo encargado de las relaciones con los periodistas dejó un toque de distinción: demandar civilmente a dos reporteros en defensa de funcionarios estatales. En octubre de 2012, siendo el director de comunicación social y vocero del gobierno de Moreno Valle en Puebla, Ramírez Robles se fue contra los reporteros Fabián Gómez de la revista electrónica Contraparte Informativa y de Adrián Ruiz de El Heraldo de Puebla, a quienes acusó de “difamación y daño moral”.

Del gobierno de Puebla saltó a la controvertida administración del priista Artistóteles Sandoval en Jalisco.

El 19 de abril de 2014, en entrevista con el reportero de Proceso, Alberto Osorio Méndez, Ramírez Robles se refirió a la denuncia contra los periodistas y recordó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación le dio la razón.

Pero también que ello “sirvió de escarmiento al gremio para que los reporteros (no) recurran a adjetivos como rata, perro, cerdo, homosexual, chacha o mascota para difamar a los funcionarios”.

En aquella ocasión dijo que “los ataques no le preocupan, pues su actuación “rompió paradigmas en la relación prensa-gobierno y estableció, desde el punto de vista legal, un camino poco explorado en cuanto a la posibilidad de demandar a los periodistas cuando centran su trabajo en mentiras y calumnias”.