El Mundo

Jaime tiene parálisis cerebral y gatea para ir a la escuela y terminar la secundaria


Son más grandes las ganas de estudiar y de superarse que el dolor de gatear todos los días dos kilómetros para asistir a clases y terminar la secundaria.

Así es la vida de Jaime Osmín Pérez, un adolescente de 16 años, que fue diagnosticado con parálisis cerebral desde que tenía 3 meses y como consecuencia carece de fuerza en las piernas que le impide caminar.

Según ABC diario, Jaime vive en una zona rural de Morazán en Honduras. Se levanta a las 05:30 de la mañana, se pone sus guantes, rodilleras y comienza su recorrido por las calles empedradas de su colonia, hasta llegar a la escuela antes de las 07:15, hora en que cierran la puerta.

El joven anhela tener algún día una silla de ruedas eléctricas, ya que sus hermanos y su madre trabajan, y no podrían empujarlo. Así que quisiera hacerlo solo.

El menor es destacado por sus maestros por su voluntad y su aplicado compartimiento en clases. Jaime sabe matemáticas, literatura y tiene una excelente ortografía.

Además, desea trabajar en un banco cuando sea grande.

Las autoridades escolares recalcan la capacidad de Jaime, para poder adaptarse a la escuela que no cuenta con las condiciones necesarias para alguien con su padecimiento.

No cabe duda que el joven es un ejemplo de vida, y que cuando se quiere se puede.

Si usted desea apoyar a Jaime puedes comunicarse al teléfono 72163001.