Voz en Red | Nuestra Noticia es Chihuahua

Deportes

Detienen al aficionado que agredió a los jugadores de Boca Juniors



Matías Sebastián Nicolás Firpo es mecánico tornero y vive en Lomas del Millón, partido de La Matanza. Tiene 31 años, es socio de River con el carné número 21545417 y el primer detenido por el ataque al micro de Boca.

Lo detuvieron el martes al mediodía en el marco de un allanamiento que se llevó a cabo en su domicilio. Este miércoles será indagado por la fiscal Adriana Bellavigna. Y aunque se expone a una pena de 2 a 6 años de prisión por los delitos de daño agravado, lesiones dolosas y otras infracciones encuadradas en la Ley de Espectáculos Deportivos (23.184), el secretario de Seguridad de la Ciudad, Marcelo DAlessandro, le dijo a Clarín: Hay que caerle con todo el peso de la ley. En el Gobierno creen que el castigo debería ser más duro y tipificar la imputación como "tentativa de homicidio".

Definirá la jueza María Julia Correa, titular del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N 28. En ese caso, podría exponerse a una condena mayor. River, en tanto, ya decidió su expulsión.

No puede ser que este tipo lance una piedra, rompa un micro, se cargue un ministro, deje a la Argentina sin su partido más trascendental y salga caminando por la calle lo más campante, le dijeron a este diario altas fuentes gubernamentales. Firpo está detenido en la Alcaidía de la Comuna 12. Tiene alguna vinculación con la barra? Según pudo averiguar Clarín, ocupa el mismo sector que la Banda del Oeste, la facción disidente que está enfrentada a Los Borrachos del Tablón. Se trabaja en esa línea de investigación. La Justicia no descarta que Firpo forme parte de un grupo organizado, pero no lo confirma.

El mecánico tornero no será el único detenido. Hay cuatro individuos más que ya fueron identificados por el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) a cargo del Ministerio Público Fiscal. Pero hubo que accionar contra Firpo porque en las últimas horas cambió su fisonomía: se cortó el cabello y se afeitó el bigote. Había posibilidades de fuga, confiaron en el Ministerio de Seguridad.



TWITTER

FACEBOOK