Voz en Red | Nuestra Noticia es Chihuahua

El Mundo

AMLO ya es el "Trump mexicano", advierte EU

 



Pese a que su discurso no tiene nada en común, Andrés Manuel López Obrador es visto por políticos, funcionarios y la prensa estadunidense como el Donald Trump mexicano. A 13 días de las votaciones en México, el despliegue mediático sobre el candidato presidencial refleja la preocupación de Washington por el futuro de la cooperación binacional y las alianzas estratégicas en materia comercial, económica, de seguridad y combate al crimen organizado.

The Washington Post afirmó en un editorial que el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia tiene mucho parecido con el Presidente de Estados Unidos. Sostuvo que un eventual triunfo del tabasqueño significaría más problemas en ambos lados de la frontera ante el tipo de políticas y planteamientos que López Obrador ha hecho durante las campañas, los cuales son muy parecidos a los a las promesas que hizo Trump en su disputa contra Hillary Clinton por el control de la Casa Blanca.

Si el señor López Obrador gana el voto del 1 de julio, las relaciones bilaterales, ya envenenadas por el señor Trump, probablemente se convertirán todavía más tóxicas.

El Post señala que AMLO ha mantenido su popularidad al prometer que acabará con la corrupción y la mafia del poder empresarial, político e industrial que han provocado una crisis en las instituciones. También advierte que López Obrador ya ha mostrado su interés en renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte para reducir las exportaciones agrícolas, ganaderas y energéticas a EU.

Además, otro de los temores entre la relación México-EU con Trump y López Obrador como presidentes también tiene que ver con la promesa del segundo de realizar una reestructura a las reformas estructurales, que Obama siguió de cerca a través de Clinton como secretaria de Estado; la que más afectaría a Washington sería la reversión o reajuste de la reforma energética para la prometida apertura a inversiones extranjeras que planteó Enrique Peña Nieto durante su sexenio.

Sin embargo, las opiniones negativa sobre López Obrador también se reflejaron en The New Yorker y The Wall Street Journal. Ambas publicaciones insisten en los riesgos que la Casa Blanca ha sabido sobre López Obrador, e incluso afirman que funcionarios del Gabinete de Peña Nieto pidieron que Trump no hiciera más declaraciones antimigrantes o sobre su proyecto del muro en la frontera para no beneficiar al aspirante morenista.

Polémicos y contradictorios, ambos personajes polarizaron las elecciones de su país y hoy reciben tanto muestras de simpatía como de rechazo. Tal parece que la visión de un aspirante autoritario, con tendencias radicales, políticas proteccionistas y un discurso vago que promete resarcir los daños ocasionados por las malas decisiones del pasado, son el espejo que refleja en el extremo de la derecha a Trump y su retórica antimigrante, pero en la izquierda a un López Obrador que asegura que México no es piñata de nadie.


TWITTER

FACEBOOK