Voz en Red | Nuestra Noticia es Chihuahua

El País

Candidatos ´se odian´ y viven del ´asistencialismo´, hay que quitárselos: ´El Bronco´

 



El candidato presidencial independiente, Jaime Rodríguez Calderón ´El Bronco´, señaló que el asistencialismo en México debe terminar y los primeros que deben dejar de vivir del dinero público son los partidos políticos y sus candidatos.

Al recordar que durante el tercer debate entre presidenciables, en Mérida, Yucatán, instó a quienes definió como la tercia maldita: José Antonio Meade, Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya a darse un beso, afirmó que no quisieron porque se odian.

Con esos odios y rencores el país no podrá salir adelante, dijo, como parte de su balance sobre el tercer y último encuentro entre los aspirantes a la Presidencia.

Que descubrimos a la tercia maldita: Andrés Manuel, Meade y Anaya son lo mismo, no quieren regresarle al pueblo mexicano lo que se han robado, los tres, ninguno de ellos se salva. Los tres se están gastando el dinero de los mexicanos, a los primeros que hay que quitarles el asistencialismo es a ellos, porque viven ellos y sus familias de los impuestos tuyos, planteó.

Ayer se los dije y nomás se rieron así de nerviosos, luego cuando les dije que se dieran un beso no quisieron, se odian entre sí, y así no podemos sacar adelante al país, sentenció.

Al realizar actividades proselitistas en las zonas de Peto, en Yucatán; y Bécal, en el municipio de Calkiní, en Campeche, El Bronco enfatizó que es necesario equiparar al sureste del país con el norte.

Explicó que los estados del sur pueden convertirse en la zona más productiva del territorio nacional, pero no lo han logrado porque sus gobernantes están concentrados en la soberbia y la egolatría.

En el norte las tierras son áridas pero la gente tiene vocación de trabajo y ha logrado sacarle provecho hasta al desierto, comparó.

En Peto, Yucatán, remarcó que es lamentable ver al sureste del país jodido y con gobernantes enriquecidos.

Por ello, remarcó, es que se debe jubilar a los partidos y sus candidatos, para mandarlos a su casa pero sin pensión.

Allí, fue donde sugirió que los ciudadanos les jodan las despensas que regalan los partidos, les hagan creer que votarán por ellos, pero en la boleta, favorezcan a los independientes.

Más tarde, en Bécal, Campeche, remarcó que el país necesita un gobernante que le moche la mano a los corruptos y tenga una mano derecha dura y estricta, peor un corazón sensible ante quienes son realmente vulnerables.

A los simpatizantes, les pidió imaginar qué país quieren ver al despertar la mañana del 2 de julio: uno gobernado por los mismos de siempre o uno comandado por los independientes.

Aclaró que su propuesta de eliminar el asistencialismo no dejará desprotegidos a quienes viven en condiciones de vulnerabilidad, pero sí terminará con la entrega de recursos a quienes se han acostumbrado a no trabajar. El dinero se utilizará para genera productividad, dijo.

En caso de que sus planes no puedan concretarse y no gane la elección, afirmó que quiere pasar su vejez espantándoles los novios a sus hijas; o bien podría concursar para ser, como le dice su hija más pequeña, el rey del adulto mayor.


TWITTER

FACEBOOK