Enrédate

Miedos que sólo los millennials han experimentado

 



La mayoría de los millennials ya no nos creemos los cuentos que atemorizaban a sus padres. Al contrario, los miedos que sienten son más reales e inmediatos.

Si eres de esa generación, seguro tú también has estado en alguna de estassituaciones:

1. Stalkear a tu ex en Instagram y darle like

No sólo la stalkeaste, sino que te regresaste en su galería hasta la época en que andaban. Malas noticias, aunque le quites el like, igual se va a entrar que estabas pensando en ella.

2. Invitar a tu chica a ver películas en casa y que no sirva Netflix

Seguro le juraste que nada más querías ver una película, pero llegan a tu casa y compruebas de la manera fea que se te olvidó pagar Netflix. Acéptalo, estás quedando mal en muchos niveles.

3. Apretar sin querer el botón de llamar en Whatsapp

¡Horror!¿Qué vas a decir si te contesta? O peor, ¿qué tal si te devuelve la llamada? Mejor ya tira tu celular y cambia de número.

4. Quedarte sin señal

Vas en coche con tus amigos. Están por tomar la carretera y, de repente, te quedas sin señal. Volteas a ver a los demás, todos tienen la misma cara de pánico. Prenden la radio y sólo sintoniza una estación: la de noticias.

5. Que te den unfollow

Y entonces todo se vuelve un tormento de dudas y reproches. Pierdes el apetito y ya no puedes dormir pensando qué demonios hiciste para merecer esto.

6. Que se te olvide ponerte desodorante en una cita y huelas a miedo

Crees que estás triunfando en una cita, hasta que levantas el brazo y descubres que podrías tomar clases de surf en el océano de tu axila. Miras nervioso a la chica, sabes que ya lo notó. Para que no huelas a miedo, mejor usa Old Spice.

7. Que se te acabe la pila justo antes de recibir un mensaje de la que te gusta

Llevabas un rato chateando con tu crush, cuando por fin te animaste a preguntarle si tenía planes para el viernes, se murió tu celular… igual que tus posibilidades con ella.

8. Tener miles de llamadas de tus papás cuando estás en un antro

Fuiste a un bar, luego a un antro y ahora tus amigos se están poniendo de acuerdo para ir por tacos. La noche es joven, tú también, tanto, que todavía vives con tus papás. Cuando ves sus 18 llamadas perdidas ya no sabes si regresarte a tu casa o mejor empezar a buscar depa.

9. Equivocarte en un mensaje y mandárselo a alguien más

Estás chateando con tu mamá, con tus amigos, con la niña que te gusta y con tu jefa. Te crees muy hábil, pero en el instante en que te equivocas de botón, todo se complica.

Vía Cultura Colectiva


TWITTER

FACEBOOK