El País

Ser madre después del cáncer

Es una pregunta común que se hacen las mujeres que pasan por un proceso de esta enfermedad



Una de las principales preguntas que se hizo Diana Santana cuando fue diagnostica con cáncer de mama a sus 36 años de edad, es si podría ser madre o formar una familia en un futuro y la respuesta fue sí.

El cáncer de mama, se define como un crecimiento descontrolado de las células mamarias como resultado de mutaciones y que, si no es detectado y tratado a tiempo, puede crecer e invadir tejidos vecinos y propagarse a otras partes del cuerpo.

El 25% de los casos de cáncer de mamá se presenta en mujeres menores a 45 años de edad, y es uno de los padecimientos con mayor injerencia entre las mujeres mexicanas que se encuentran en edad reproductiva.

En conferencia de prensa, en marco del mes rosa en la lucha contra el Cáncer de Mama, la Dra. Ashanti Aguilar, Coordinadora del programa Preservación de la Fertilidad en el Centro de Reproducción IECH Monterrey, comentó que “en ocasiones los medicamentos y tratamientos contra el cáncer pueden afectar la fertilidad y pueden originar infertilidad en 80% de las pacientes debido a los efectos secundarios , ya que estos no sólo destruyen las células cancerosas, también llegan a dañar otras células y órganos”.

Diana fue diagnosticada con cáncer de mama y su médico oncólogo le explicó acerca las implicaciones sobre los tratamientos, entre ellos, que su fertilidad podría verse afectada, ante la noticia, la paciente comentó que “fue una segunda sacudida emocional esto sumado a la noticia de enfrentarse a un tratamiento contra el cáncer, con el miedo no haber formado una familia aún”.

Sin embargo, Diana no perdió la esperanza de formar una familia, su médico le informó que existen grandes avances en las técnicas de reproducción asistida como son la criopreservación de óvulos y la criopreservación del tejido ovárico, los cuales pueden preservar la fertilidad y con ello tener una razón más para luchar y enfrentarse a la quimioterapia, explicó la Doctora Aguilar.

En ese sentido, la doctora Ashanti Aguilar, recomienda a las mujeres que serán sometidas a algún tratamiento oncológico, pregunten a su médico sobre los efectos secundarios de cada terapia y cómo afectarán éstos su fertilidad. De esta manera tendrán la información necesaria para planificar adecuadamente la preservación de sus óvulos en caso de que deseen formar una familia posteriormente.

A pregunta expresa sobre el índice de mujeres con cáncer que buscan un embarazo la también especialista en Biología de la Reproducción, comentó que “el 76% de las sobrevivientes al cáncer que no han tenido hijos y el 31% de las que ya tuvieron, desean un embarazo en un futuro”. Por ende, la preservación de la fertilidad previa a iniciar un tratamiento es un tema prioritario.


TWITTER

FACEBOOK